La importancia del conflicto entre Yuga Labs y Ryder Ripps

NFT’s, propiedad intelectual y los derechos de los poseedores de los tokens.

Todo comenzó en medio del furor de Bored Ape (NFT), propiedad de Yuga Labs, Inc. (Yuga Labs en adelante), cuando Ryder Ripp’s comenzó a cuestionar a través de diferentes videos subidos en su canal de YouTube una supuesta apariencia nazi de los gráficos de Bored Ape, en la colección Bored Ape Yacht Club. A su vez, Ryder Ripp’s realizó imitaciones no originales de estos NFT’s, los cuales puso a la venta. 

Podemos definir a los Token No Fungibles como un token encriptado único, registrado en una blockchain, utilizado para representar la propiedad de un activo único, como puede ser una obra de crypto-arte, un personaje de videojuego, un objeto de colección o incluso representaciones del mundo real, como puede ser un inmueble

Fue una campaña realizada por Ryder Ripp’s (RR en adelante) para que los tenedores de éstos NFT’s los vendan, y claro, baje su valor. Incluso, RR solicitó a sus seguidores que realicen, a través de un hashtag en la red social Twitter, una campaña de venta de Bored Ape Yatch Club (BAYC en adelante).

Yuga Labs, la empresa propietaria de BAYC, entre otras colecciones de Bored Ape, decidieron presentar una demanda contra RR en junio del corriente año. Los fundadores de BAYC, en medio de acusaciones de que la colección tendría simbología nazi y supremacía blanca, presentaron la demanda en el Tribunal Federal de California. De conformidad a la demanda, Yuga Labs realiza hincapié en la violación de la Ley Lanham, debido a infracción de marca, publicidad engañosa y competencia desleal.

¿Qué es la Ley Lanham? Promulgada en 1946 en Estados Unidos, es la ley que regula las marcas registradas, de productos o servicios, y protege al propietario de una marca contra otras similares. La protección de la Ley Lanham es a nivel federal. En ella, se establecen criterios para las marcas registradas, como han de ser el procedimiento de registración, y los requisitos para protección de la marca. Ingrese al siguiente link para conocer más.

En el 2022 ya tuvimos una acción similar dentro del mundo de los NFT y el metaverso, cuando Hermès decidió demandar al artista Rothschild por infracción de la Ley Lanham en relación a la marca Birkin, alegando que los consumidores podrían confundir y pensar lógicamente que existe una licencia de uso por parte de Hermès vinculado a los NFT’s de Rothschild. Si bien todavía no se definió, lo interesante es que Rothschild presentó una moción para desestimar el caso, lo cual fue rechazado por el juez, por lo que avanzó el juicio y se definirá el conflicto de propiedad intelectual a través de dicha resolución.

Retomando el caso, BAYC indica que RR está haciendo uso y aprovechamiento del “parecido” de las imágenes del Ape. Suma a ello, un “acoso” por parte de RR, debido a la falsa imitación, las aseveraciones de que los falsos valen lo mismo que los originales, y además una ciberocupación, entendida como la utilización de dominios confusamente similares (vease Ley de Protección del Consumidor contra la Ciberocupación, ACPA).

Debemos entender primariamente que en la demanda Yuga Labs no ha ido directamente con una acción de difamación o lo que se llamaría calumnias e injurias (en Argentina), es decir, acción contra las graves acusaciones de simbología nazi y la supuesta supremacía blanca que reflejarían los Bored Ape. La demanda apunta a un daño de marca desde una visión de imitación, publicidad engañosa, ciberocupación y competencia desleal, éste último punto que sería el más cercano a los dichos de RR. En dicho entendimiento, no se debería probar directamente si las acusaciones de RR son verdaderas o falsas y como perjudicarían a los tenedores de los NFT’s, sino que tienen que superar el test de Rogers. ¿Qué es el test de Rogers?

Si la demanda quiere tener éxito por como está planteada, deberá superar dicho test al ser una expresión artística, al cual se opuso RR en la contestación, mencionado que RR ha declarado que RR/BAYC no son obras artísticas directas de Yuga Labs, refiriendo que cualquier potencial comprador podría distinguir entre el original y el realizado por RR.

En la contestación, se alega que son expresiones críticas contra las ideologías de Yuga Labs, por consecuencia merecen inmunidad de Anti-SLAPP.

¿Qué es Anti-SLAPP? Strategic Lawsuits Against Public Participation (Demandas estratégicas contra la participación pública), este tipo de demandas intentan frenar o aminorar los derechos de libertad de expresión que confiere la Primera Enmienda, haciendo que los demandados no tengan sustento para enfrentar demandas las cuales no tendrían fundamento alguno. Similar a lo que en el derecho argentino diríamos “excepciones previas”, las leyes Anti-SLAPP permiten que los demandados presentar mociones en una fase temprana del litigio, para así aliviar las cargas financieras asociadas a la defensa de demandas infundadas.

En misma línea, afirman que las expresiones deben estar protegidas por la Primera Enmienda (libertad de expresión).

Puntos de inflexión: la propiedad intelectual de los NFT’s y las modalidades para protegerlo siguen siendo una problemática cada vez más preocupante. Sin mayor regulación, existen diferentes situaciones que se irán resolviendo a la par de la resolución de los conflictos que se suscitan en la práctica. Un ejemplo de dicha problemática son los bloqueos por parte del marketplace de NFT’s, Open Sea, el cual recientemente tuvo que modificar su política de denuncias para evitar que éstos bloqueos por “marcación” perjudiquen a los tenedores de buena fe de los tokens no fungibles. En dicha sintonía, los términos de contratación con BAYC son sumamente confusos.

Por una parte, se indica “…You Own the NFT. Each Bored Ape is an NFT on the Ethereum blockchain. When you purchase an NFT, you own the underlying Bored Ape, the Art, completely…”, infiriendo que se están cediendo los derechos de autor, una completa transferencia de la propiedad. ¿Sobre el NFT particular o sobre parte de la colección? Esto se complica más, siguiendo el texto de los términos, ya que menciona el uso personal y comercial, lo que implicaría una licencia. Esta licencia de uso, por propia definición, tiene fines estrictamente limitados, siendo derechos mucho más reducidos -obviamente- que una transferencia completa.

Ahora bien, a favor de Yuga Labs Inc, en el caso contra RR, las condiciones para exhibir y hacer extensiones son estrictamente personales y no de carácter comercial, como habría realizado RR al vender sus representaciones no originales “…Personal Use. Subject to your continued compliance with these Terms, Yuga Labs LLC grants you a worldwide, royalty-free license to use, copy, and display the purchased Art, along with any extensions that you choose to create or use, solely for the following purposes: (i) for your own personal, non-commercial use; (ii) as part of a marketplace that permits the purchase and sale of your Bored Ape / NFT, provided that the marketplace cryptographically verifies each Bored Ape owner’s rights to display the Art for their Bored Ape to ensure that only the actual owner can display the Art; or (iii) as part of a third party website or application that permits the inclusion, involvement, or participation of your Bored Ape, provided that the website/application cryptographically verifies each Bored Ape owner’s rights to display the Art for their Bored Ape to ensure that only the actual owner can display the Art, and provided that the Art is no longer visible once the owner of the Bored Ape leaves the website/application…

Es importante que los tribunales, además de definir la situación particular entre Yuga y RR, puedan expresarse acerca de los derechos que otorga la propiedad del NFT, en cuanto a licencia de uso o cesión de derechos como transferencia total de la propiedad. Entonces, al tratarse de una cesión de derechos, si así lo interpretan los jueces norteamericanos, Yuga Labs no tendría potestad para controlar lo que realiza con la propiedad que ha cedido a través de la venta. Sin embargo, esta situación podría traer aparejada que otros tenedores de los NFT demanden a RR por desvalorizar las colecciones y/o imitar con ciertas características sus Bored Ape.

Open Sea, el marketplace NFT’s más importante, está atravesando una crisis para con sus usuarios, toda vez que a través de la “marcación” de NFT’s, ha bloqueado una gran cantidad de cuentas, convirtiéndose en un ente centralizado y arbitrario (a contrario de lo que proponía ser desde un origen). Es por ello que recientemente ha modificado sus políticas de denuncia, para proporcionar una mayor seguridad a aquellos compradores de NFT, que aunque estén marcados, si no recepciona una denuncia formal en 7 días luego de denunciado el NFT robado en la plataforma, rehabilitará la propiedad a su comprador. Es importante observar cómo se están “auto regulando” ciertas situaciones rodeadas a los tokens no fungibles, y sin duda la definición de Yuga Labs vs. Ryder Ripps impactará en la comercialización de este tipo de tokens no fungibles, sobre todo respecto del crypto arte y su propiedad intelectual.

Delimitar las acciones y alcances de la propiedad intelectual dentro del ecosistema crypto es un factor imprescindible a los efectos de mayor incremento de capital en el mercado. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), organismo de la ONU, ha manifestado que la Propiedad Intelectual es un valor universal que contribuye a la evolución del mundo y al progreso de las sociedades, y es un elemento decisivo para el desarrollo económico, social y cultural a largo plazo. Una seguridad jurídica de la PI en la Web3 permitirá un despliegue de acciones financieras y económicas que, por ejemplo, podrían sustentar un préstamo bajo la garantía de un NFT. Sin embargo, antes de avanzar en éste tipo de negocios derivados de la creación del NFT, es necesario clarificar la propiedad intelectual y los reclamos que pudiera realizar el creador, su comprador, el comprador de buena fe, los marketplace que marcan estos tokens, entre otros. Sin duda, es un desafío jurídico que comienza a requerir herramientas en paralelo a los conflictos que ya existen dentro del comercio de estos tokens que tanta inyección de capital han tenido en los últimos tiempos.

Abog. Varea Lautaro.Abog. Lautaro Varea

5/5

Bibliografía consultada. Links al momento de publicación del escrito.

Términos de uso Bored Ape Yacht Club
https://boredapeyachtclub.com/#/terms

Propuesta regulatoria NFTs

Anti Slapp
https://www.haynesboone.com/-/media/project/haynesboone/haynesboone/pdfs/news-and-events/article-pdfs/anti-slapp-tort-defense.pdf?rev=307d4102bb4f4dd590c934d5b4c959a3&hash=D97B70EDE9229348E5BF7605F5DECD95

The Roger Test Free Speech
https://moellerip.com/the-rogers-test-free-speech-v-trademark-protection/

Demanda Yuga
https://www.documentcloud.org/documents/22136103-yuga

PI y NFT
https://www.fountetfs.com/blog/view/Intellectual-Property-Issues-to-Consider-When-Launching-Metaverse-Offerings

Diferenciación entre cesión de derechos de autor y licencias de uso

Decrypt, demanda BAYC – Ripps.
https://decrypt.co/es/103837/creadores-del-bored-ape-yacht-club-demandan-a-creador-de-una-coleccion-clon-que-los-acuso-de-nazis

Forbes, demanda BAYC – Ripps.
https://www.forbesargentina.com/innovacion/lo-demandaron-imitar-nft-podria-terminar-juicio-n18392#:~:text=Ripps%20es%20el%20creador%20de,ninguno%20de%20los%20activos%20originales.

Lanham Act
https://www.law.cornell.edu/wex/lanham_act

Caso Hermès vs. Rothschild
https://abogados.com.ar/el-caso-hermes-v-rothschild-nfts-y-la-propiedad-intelectual-en-el-metaverso/30698?tech=1#_ftn2

Ciberocupación
https://decrypt.co/es/104482/la-web3-ya-sufre-de-ciberocupacion-o-cybersquatting-que-pueden-hacer-las-marcas

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *